Haber estudiado en alguna de las universidades con mejor reputación, ser experto en un área muy demandada o dominar varios idiomas. Todo esto te puede abrir muchas puertas en el mercado laboral, pero de poco sirve si tu actitud en la oficina no es la correcta o si a tu jefe y a tus compañeros no les gusta tu forma de trabajar.

Es cierto que no se puede vivir siempre de la opinión de terceros, pero conocer las impresiones de aquellos con los que trabajas diariamente, te ayudará a avanzar en tu empresa.

Los rumores se dan en todas las oficinas y es muy probable que afecten a tu trabajo diario si no los sabes gestionar bien. En cierto modo son un fenómeno natural, ya que, por ejemplo, los empleados tienden a completar la información oficial cuando ésta no se ha transmitido de manera clara o cuando va a haber cambios en su área. Para que los chismes no alteren tu forma de trabajar, debes tomarlos con cautela y saber distinguir hasta qué punto han sido fruto de la imaginación de algún compañero.

Igualmente, si eres tú el que está en el centro de esos rumores, debes contrastar lo que se está contando y determinar si los asuntos son ciertos o no.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta