Un poco de estrés en la vida cotidiana es bueno como la pimienta en la comida…pero cuando se siente que el estrés influye en las decisiones, en la salud tanto física como la emocional. Ha llegado el momento de combatirlo en la vida personal como en la laboral y con el triunfo serás más eficiente y productivo como persona.

El estrés puede ser manejado de la misma forma que la adversidad. Simplemente se requiere un poco de enfoque y esfuerzo.

Quizás las técnicas propuestas parecen un poco teóricas, pero cuando se comienza la repetición de las mismas éstas comienzan a ser parte de nuestras acciones y recién entonces se ven los resultados buscados.

• Considerar el estrés un reto
• Enfocarse en el proceso, no el resultado
• Tener un plan, pero mantenerse dispuesto a adaptarse

Una de las reflexiones de Louis Pasteur “La suerte favorece a las mentes preparadas”. En otras palabras, en la medida en que puedas minimizar el grado de incertidumbre asociado con lo inesperado, te sentirás más confiado y menos estresado. Tener siempre un plan B es una buena alternativa.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta