El ambiente de trabajo es un factor importante para los empleados. En algunos casos, la productividad y el rendimiento de los trabajadores puede estar afectada por las condiciones laborales.Existen diversos estudios que confirman que una de las principales motivaciones que tienen los empleados tienen para trabajar es el ambiente.

Si el clima es tóxico o desagradable, se perjudican los trabajadores y, al mismo tiempo, la empresa. En cuanto a los empleados, un mal ambiente laboral puede afectar su salud física, así como también su salud mental. Ambas consecuencias pueden repercutir negativamente en su vida personal. Por otro lado, con respecto a la compañía, un ambiente desfavorable puede afectar indirectamente la productividad y el rendimiento.

Una encuesta realizada en Estados Unidos, a cargo de la Corporación RAND, reveló que una gran parte de los empleados de dicho país experimentan algún tipo de desequilibrio entre las condiciones de trabajo que desearían tener y las que realmente tienen.

Por otro lado, existe otro estudio similar en el reino Unido que respalda al mencionado. Explica que existen más señales físicas de estrés en las personas que pasaron de estar desempleadas a tener un mal trabajo, en comparación con aquellas personas que siguieron sin empleo. Los expertos de la Universidad de Manchester muestran que existen indicadores biológicos que muestran que esas personas pueden desarrollar enfermedades relacionadas con problemas metabólicos o cardiovasculares.

De acuerdo a Nicole Maestas, coautora del estudio y profesora asociada en la Escuela de Medicina de Harvard, son los líderes de la organización quienes establecen el ambiente y las condiciones de trabajo. “La cabeza de la organización establece el tono que se tolera y el comportamiento y códigos de conducta, que luego debe filtrar a todos los niveles de supervisión”, asegura.

La encuesta estadounidense, realizada entre 3000 personas de entre 25 y 71 años, reveló que casi el 75% de los estadounidenses reportaron haber tenido que realizar un esfuerzo físico intenso o repetitivo en ciertos momentos en el trabajo -algunos hasta en una cuarta parte de tiempo que pasan allí-. Más de la mitad reportaron estar expuestos a condiciones laborales peligrosas.

Expuso, además, otro dato significativo: las mujeres reportan mayores dificultades que los hombres para tener tiempo libre para su vida personal y su familia. Del mismo modo, también reportaron ganar menos dinero que los hombres en puestos de la misma categoría.

En cuanto a las oportunidades de capacitación, el 75% de las personas respondieron que reciben entrenamiento para mejorar o aprender nuevas herramientas de trabajo en el último año. Sin embargo, solo el 38% reportó que su trabajo le haya ofrecido “buenas oportunidades de progreso”.

Maestas explica que si el empleado es feliz en su lugar de trabajo será, consecuentemente, más productivo. A su vez, señaló que los ambientes en los que prima el respeto y son agradables, hay menos rotación de empleados.

En conclusión, las condiciones laborales pueden afectar severamente la salud física y mental de las personas. Tanto desde el punto de vista de los empleados, como desde la postura de la empresa, es importante que se tenga en cuenta este aspecto. Así, los directivos de las empresas pueden fomentar que el ambiente de trabajo sea agradable, de modo tal que se cuide la salud de los empleados y, al mismo tiempo, la productividad de la compañía.

Fuente: IProfesional 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta