Una nueva investigación muestra que los vientos están cambiando a favor de los empleados ‘boomerang’. Una reciente encuesta de Workplace Trends reveló que “casi la mitad de los profesionales de recursos humanos dijo que su organización tenía antes una política en contra de volver a contratar a exempleados, incluso si el empleado se alejó en buenos términos, pero el 76% dice que ahora están más abiertos a contratar empleados ‘boomerang’ que en el pasado”. Y tienen razón de hacerlo.

Los ‘boomerang’ pueden ser excepcionalmente valiosos para el crecimiento de una empresa porque ya están familiarizados con su cultura. Existe una relación establecida entre empleado y empleador que añade otra capa de lealtad de los empleados a la empresa, que a su vez conduce a un aumento de la retención de talento. Los ‘boomerang’ que han estado fuera durante unos años también aportan un valor directo al negocio, pues traen consigo nuevas experiencias, conexiones, puntos de vista, e incluso clientes potenciales.

Debido a esto, la forma en que las empresas y sus empleados se separan ha cambiado por completo. Trabajé en unas pocas empresas que me cerraron la puerta por completo cuando les dije que quería dedicarme a otras actividades. Su respuesta cambió mi perspectiva sobre ellas de forma negativa y borró cualquier idea que podría haber tenido de volver algún día.

Afortunadamente, la mayoría de empleadores entienden hoy que la lealtad no desaparece cuando los empleados dejan la empresa; más bien, puede mantenerse durante toda su carrera y florecer con el tiempo a medida que recorren el mercado laboral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta