En términos generales trabajamos de 40 a 50 horas semanales, por tanto estar a gusto es una necesidad que no requiere demasiadas explicaciones. Asimismo no estarlo es perjudicial no solo para la persona, sino también para la empresa.

Una consultora especializada en la materia, Business Insider, compartió la siguiente lista de señales sutiles que confirman que estás en el trabajo adecuado. La propuesta es una reflexión sincera sobre las mismas.

El tiempo vuela en el trabajo
Te sorprendes cada vez que ves el reloj en el trabajo pues parece que las horas pasan volando. ¡Ojo! Eso no significa que te falte tiempo para terminar tus tareas; de hecho, has logrado avanzar bastante. Simplemente el día parece pasar muy rápido.

Te retas a ti mismo y tomas riesgos
Eres capaz de salir de tu zona de confort con frecuencia y por motivación propia. Estás en una organización que no castiga cada pequeño error de sus trabajadores; y de hecho, los anima a experimentar y poner a prueba los límites. Por supuesto que a veces puede dar algo de temor hacer esto, pero también es una señal de que estás en un ambiente ideal de trabajo.

No necesitas café a cada rato
Tal vez aún tomas tu habitual frappé de camino al trabajo, pero no necesitas café para mantenerte despierto. Tu energía proviene de estar emocionado por todo el trabajo estupendo que vas a hacer hoy.

Tus compañeros de trabajo son como amigos
Estás realmente conectado con las personas con quienes trabajas. Claro, todos son competitivos y se presionan entre sí, pero al final del día, siguen siendo un equipo. Si consideras a tus colegas más como amigos que otra cosa, sin duda has conseguido un trabajo muy especial.

Estás tranquilo los domingos
Algunas personas odian los domingos porque marcan el final del fin de semana. Por supuesto que tú reconoces que el fin de semana es increíble y disfrutas tu tiempo libre. Sin embargo, no sientes ningún temor o tristeza los domingos por la noche. De hecho, podrías estar algo emocionado por encarar la próxima semana laboral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta