“Escanear”. Eso es lo que suelen hacer los reclutadores cuando están pasando por un proceso de selección masivo. No hay tiempo para leer letra-por-letra cuando tienen otros cien curriculums en su casilla de correo, por lo que se concentran en la información clave. De hecho, estudios demuestran que ellos dedican tan solo ocho segundos en una primera lectura -que debe convencerlos de continuar con la lectura-.

Si quiere generar una impresión positiva en esos primeros ocho segundos, aquí hay algunos consejos que puede aplicar.

Redacte una introducción

La única parte del curriculum que todos llegan a leer es la primera. Es donde usted necesita distinguirse entre los otros 300 correos enviados, de candidatos que buscan exactamente la misma oportunidad. En concreto, describa habilidades y experiencias relacionadas a la posición; “Esto es lo que puedo hacer por usted, así es cómo lo haría y aquí es donde lo he hecho antes”. Una buena práctica es descartar aquellas frases pre-armadas que otros agregarían a sus presentaciones, y dejar sólo aquellas que lo posicionen como una excelente opción.

Enfóquese en las palabras clave

En estos ocho segundos, el reclutador está buscando palabras relevantes y frases que certifiquen que usted tiene la experiencia y las habilidades que coincidan con sus necesidades (las relacionadas al puesto que necesita ocupar). Acciones como poner un título para cada trabajo anterior puede ayudar, pero para enriquecerlo haga una revisión de la redacción y vea cuidadosamente dónde puede agregar notas adicionales. Por ejemplo, entre las habilidades técnicas y conocimientos del área de sistemas, puede sumar “Operador de Six Sigma”.

Agregue valor a través de la información

La experiencia volcada en el curriculum debe tener un formato claro, que ayude a distinguir los lugares de trabajo, los roles cumplidos, las tareas realizadas y, por sobre todas las cosas, los logros alcanzados. Esto permite al selector diferenciar de un vistazo los datos relevantes. Por ejemplo: “Incrementé las ganancias en un 35% mediante la elaboración de nuevos productos”. Recuerde, es importante recurrir a palabras que demuestren su actitud proactiva, y no de colaborador pasivo (como “ayudé”, o “colaboré”).

Facilite la lectura

Cuando el tamaño de la letra que elige es menor a 11, generalmente resulta dificil leerla en pantalla o en papel. Asegurarse de que el archivo sea legible es primordial para estos ocho segundos de escaneo. Utilice fuentes tradicionales como Arial, Tahoma, Cambria o Times New Roman. Aplique la “negrita” para resaltar títulos para guiar al lector entre las diferentes secciones. Y considere utilizar un apropiado espacio en blanco para que sea fácil de digerir -no como los documentos en los que, a simple vista, parecen manchas de tinta entre tantos caracteres.

Recuerde, en este primer vistazo es importante que el selector encuentre fácilmente la información clave, en tan solo ocho segundos. Lea su curriculum y verifique que esta regla se puede aplicar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta