La posibilidad de armar y mantener los contactos ha evolucionado desde aquellos “ kardex” con las tarjetas de cartulina, al uso de las redes sociales que manejamos hoy día. Presentamos una guía con el objeto de brindar y explicar cinco consejos prácticos sobre este tema, que incluyen los pasos iniciales desde la Estrategia al Seguimiento como última fase.

1. Estrategia. Tenemos claro que el primer paso luego de acercarte a esa persona que te interesa profesionalmente es iniciar una conversación. ¡No es fácil! Para evitar caer en temas comunes sobre el tiempo y el lugar, lo idea es tener una estrategia. Así que antes de ir a un evento de Networking, toma tu tiempo para pensar en esta estrategia, basándote en lo que quieres lograr y a quién de los asistentes debes conocer.

2. Práctica. Antes de asistir al evento puedes ensayar lo que dirás cuando te presentes, destacando aspectos relevantes de tu carrera. Pero ten en cuenta que no debe ser una introducción demasiado larga.

3. Escuchar. No todo se trata de ti, por lo que junto con darte a conocer también es importante que sepas escuchar. Esto te ayudará a parecer un sólido comunicador.

4. Oferta de valor. Si bien es relevante tener una presentación corta y precisa, además de saber escuchar, también es necesario que sepas cuál es tu aporte y valor frente al mercado. Porque no es conveniente que intentes armar una red de contactos pensando en que sólo tú saldrás favorecido, a veces incluso se trata más de ayudar al resto.

5. Seguimiento. Si sólo te centras en acumular contactos, sin hacer un seguimiento, puedes fracasar en tu misión. Porque esto no sólo se trata de conversaciones, sino que de la formación de relaciones. Y éstas necesitan de trabajo e inversión, por eso no sólo se requiere de presentarse y entregar tarjetas, sino que de conectarse con esas personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta