¿Cuántas veces has aplicado para un empleo y no tuviste respuesta del potencial empleador? Postularse no implica acceder a una entrevista. Menos en la actualidad, en una era en la que los candidatos encuentran cada vez más barreras para calificar o ser seleccionados para una entrevista.

Para tratar de entender qué aspectos atraen la atención de los reclutadores, Lee Hecht Harrison encuestó a 277 gerentes de Recursos Humanos responsables de reclutar talentos. Los sujetos de este estudio provienen de organizaciones tanto pequeñas como multinacionales de Estados Unidos, Latinoamérica y Asia.

Los reclutadores explicaron que son muchos los factores que limitan las posibilidades de acceder a una entrevista. Y que, tales causas, se profundizan cuando los candidatos dependen únicamente de las soluciones online para conectarse con los empleadores.

El error más común se da por la aplicación de candidatos que no cuentan con la habilidad o experiencia requerida para el puesto. Esto se debe a la proliferación de sitios de empleo que contienen cientos de búsquedas, lo que facilita que los candidatos se postulen pese a no contar con los requerimientos del aviso. El postulante debe tratar de acortar la brecha entre sus habilidades y experiencia y saber comunicarlo en forma efectiva.

El estudio también confirmó que muchísimos currículums están mal diseñados, mal redactados e incompletos. Aunque parezca inverosímil, los errores ortográficos abundan y muchas personas emplean la estrategia de utilizar mayúsculas para pasar por los softwares detección de palabras clave y de seguimiento. El resultado: cientos de CV enfocados en las tareas realizadas en lugar de destacar habilidades y logros.

¿Cómo destacar tu postulación?

Los candidatos deben alinear su capacidad con la necesidad del potencial empleador. Si carece de las habilidades pertinentes, trate de achicar la brecha destacando otras capacidades que el empleador valoraría. En cuanto a logros, deberán destacar aquellos que sean cuantificables. Siempre es recomendable conectarse a través de una referencia o contacto dentro de la empresa. En caso de no tenerlo, realizar una presentación personal. Por último adaptar, corregir y revisar todo el material a enviar al potencial empleador.

Un error en la aplicación o en el currículum, puede condenar al candidato mejor calificado para el puesto: ¡Presta atención!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta