Existen cuestiones básicas para desarrollarnos con éxito en nuestro trabajo que solemos pasar por alto. De hecho, tres de cada cinco profesionales cometen alguno de estos errores a lo largo de su carrera laboral, según aseguran los expertos de recursos humanos.

En la tarea diaria, lo que marca la diferencia es cómo lo haces, la necesidad de formarse permanentemente es clave para ser un trabajador de éxito.

En este sentido, los títulos son cada vez menos importantes frente a las habilidades y competencias adquiridas y la actitud general antes las circunstancias que se dan día a día en el entorno laboral.

Cuidar las habilidades de presentación, en un entorno cada vez más digital y más visual, un profesional debe ser capaz de transmitir aquello que piensa y siente de forma verbal y no verbal. En el entorno actual, con estructuras cada vez más horizontales, es imprescindible saber exponer nuestras ideas con soltura y concreción, sin crear malestar a quienes no piensan de igual.

Red de contactos, ayudarán a mejorar tus relaciones profesionales, a acceder a espacios de interés relacionados con tu actividad, o a encontrar información valiosa. Para ello recuerda mantener una actitud amable, honesta y extrovertida, y no dar motivos de desconfianza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta