La observación natural nos inclina a suponer que las mujeres orientan la adquisición de sus conocimientos hacia carreras que denominamos en términos generales como sociales. La información es una herramienta muy útil a la hora de pensar en temas como Desarrollo de Carrera o Especializaciones.

Una encuesta y análisis del Centro de Investigaciones Pew con sede en Washington D.C., nos indica que los empleos demandantes de estas habilidades son mayoritariamente ocupados por mujeres, quienes, si bien representan el 47% de la fuerza laboral total, constituyen la mayoría en los puestos de trabajo donde el perfil social y analítico es más importante. Ellas ocupan el 55% de los empleos que requieren habilidades sociales y el 52% donde son necesarias habilidades analíticas.

Asimismo el análisis señala que las ocupaciones que requieren la combinación de altas habilidades sociales y analíticas, como trabajos gerenciales o docentes, han crecido un 94%, de 39 millones de puestos en 1980 a 76 millones de puestos en 2015.

Estamos en un momento donde se remodelan los entornos laborales en la medida que la economía se adentra en la era del conocimiento. Estos cambios están afectando a la naturaleza misma de los empleos y a la forma de remunerar las habilidades demandadas en los empleos actuales.

También un punto de reflexión es que este cambio de tendencia ha contribuido a reducir la brecha salarial entre los géneros, teniendo en cuenta que la remuneración ha ido aumentando más rápidamente en los empleos que requieren aptitudes sociales y analíticas, donde las mujeres son mayoría.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta