Imagine Lab arriba al país para invertir en proyectos innovadores como parte de su proceso de expansión en América latina. El Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés se suma como aliado académico de esta iniciativa.
Imagine Lab, una incubadora y aceleradora de negocios de base tecnológica de origen chileno, desembarca en la Argentina como parte del comienzo de su proceso de expansión regional.

Esta empresa se encarga de desarrollar, transformar y potenciar “startups” innovadoras. Esto representa una oportunidad para los emprendedores locales, que podrán acceder a nuevas redes de contactos, empresas, espacios de trabajo y oportunidades de inversión, además de nuevos mercados donde expandir sus negocios.

De igual manera, las grandes empresas que quieren llevar a cabo una transformación digital podrán participar de procesos de innovación abierta de la mano de startups de alto potencial con equipos de primer nivel.

Sólo en Chile, Imagine Lab recibió más de 2.000 postulaciones, apoyó a 320 startups e invirtió en 70 de ellas, levantando u$s7 millones en capital para operar e invertir en nuevos proyectos.

El lanzamiento oficial se llevó a cabo en el Salón Federal del Ministerio de Producción, en el centro de Buenos Aires, con la presencia de emprendedores, inversionistas, representantes del Gobierno nacional y empresas.

Se espera que en el último trimestre de 2017 se realice la primera convocatoria para incubar, acelerar e invertir en startups de base tecnológica.

Luis Stein, socio fundador de Imagine Lab Latam, explicó: “Siempre pensamos como una incubadora y aceleradora con presencia regional, que genere un impacto económico y social mediante la conexión de startups tecnológicas con empresas”.

“Esto lo hemos llevado a cabo a través de un proceso de incubación y aceleración exigente, rápido y único, que se ha fortalecido con procesos de innovación abierta con empresas en diversas industrias y que nos ha llevado en menos de tres años a invertir en 70 startups, las mejores de ellas escalando en todo el mundo”, agregó.

Eduardo Sangermano, CEO del Grupo San Cristóbal, explicó por qué se asociaron a Imagine Lab: “Tienen un formato de apoyo a emprendimientos realmente innovador, que está demostrado por su actuación durante los tres años de su operación en Chile y expansión a Colombia en 2016″.

“Este es uno de los primeros pasos de un plan de acción en transformación digital e innovación abierta con el objetivo de ser creativos en los modelos de negocios, mirando hacia adelante desde una estructura que está concebida para mirar hacia atrás”, destacó Sangermano.

El lanzamiento contó con la presencia de Esteban Campero, secretario de Emprendedores y PyMes del Ministerio de Producción de la Nación y Stein.

También estuvieron Sangermano, Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés; y Diego Bekerman, gerente general de Microsoft Argentina y Uruguay.

Otro presente fue Ernesto Doudchitzky, fundador de Chattigo, que es uno de los emprendimientos innovadores que Imagine Lab apoyó en Chile.

Se trata de un proyecto que utiliza inteligencia artificial, a través de una plataforma de software como servicio integrada en Microsoft Azure, que mejora la calidad de respuesta de las empresas a sus clientes por medio de atención humana y/o automatizada (Bots) con lenguaje natural.

Campero sostuvo: “Nos pone muy contentos empezar a materializar algo que trabajamos desde hace mucho y tiene que ver en cómo acompañar a los emprendedores y a las Pymes a la cultura innovadora del siglo 21. Creemos que organizaciones como las que hoy se lanzan juegan un papel fundamental”.

“Vivimos en un momento histórico, en donde los ciclos de vida de los productos son cada vez más cortos, en donde la necesidad de innovar es casi una obligación. Aquellos que no innovan desaparecen del mercado y esto nos lleva a apostar más fuerte”, afirmó el funcionario.

“Iniciativas como la de Imagine Lab, que tiene muy claro el modelo de aceleración y de incubación que funcionó en Chile y que tenemos el honor que se expanda hacia la Argentina, integra y vincula a empresas punteras del conocimiento”, concluyó.

Stein explicó que “la nueva de Ley de Emprendedores es una política de Estado que brinda el marco necesario para que el talento argentino encuentre la oportunidad de convertir sus ideas innovadoras en empresas. En Imagine Lab conectamos las necesidades de las empresas con los emprendedores para que puedan brindar soluciones de manera eficiente y rápidas”.

Imagine Lab espera trabajar con 20 proyectos de base tecnológica en su primer año de operaciones y coinvertir, debido a la nueva ley de emprendedores, un total aproximado de u$s100.000 por startup.

Transformación digital

Un aliado clave en la expansión de la empresa chilena en la región es Microsoft, debido a su rol protagónico en la transformación digital de empresas y startups.

“Imagine Lab es una incubadora y aceleradora de primer nivel, con la cual trabajamos en otros países de la región. Hoy estamos muy contentos de celebrar su desembarco en la Argentina, ya que se trata de un hito muy importante para el ecosistema emprendedor de nuestro país” dijo Ezequiel Glinsky, director de Innovación y Nuevas Tecnologías de Microsoft para la Argentina, Chile y Uruguay.

Este ejecutivo explicó que desde el gigante mundial del software buscan “acelerar el emprendimiento en América Latina, para generar proyectos e iniciativas que transformen a nivel económico y social la región”.

En la Argentina, más de 1.500 emprendedores accedieron al programa BizSpark de Microsoft que brinda soluciones, nube, capacitaciones y apoyo técnico.

La Universidad de San Andrés tiene una fuerte relación con temas de innovación, entrepreneurship e impulso de nuevos emprendimientos de base tecnológica que puedan potenciar los objetivos de fortalecer el ecosistema emprendedor local y regional.

Por ejemplo, de los 50 proyectos emprendedores más importantes del país en los últimos quince años, veinte fueron generados por alumnos y ex alumnos de la universidad.

Jóvenes emprendedores

El desembarco de Imagine Lab tiene lugar menos de un mes después de la principal convocatoria anual de Microsoft hacia emprendedores jóvenes: la final argentina de Imagine Cup, la competencia estudiantil mundial de innovación y desarrollo de proyectos tecnológicos del gigante del software.

En este evento, el equipo ganador fue Nash, que presentó ResCue, un proyecto que propone salvar cientos de vidas a partir de la reducción de tiempos de respuesta en catástrofes naturales.

Los ganadores representarán a la Argentina en la final mundial y competirán con los mejores del mundo por un premio de u$s100.000.

El equipo ganador estuvo integrado por Ramiro Olivera (22 años), Nicolás Clozza (22), Julián Antonielli (21) y Luciano Mosquera (25), estudiantes de ingeniería informática del ITBA que invirtieron tres meses en desarrollar el proyecto.

La idea surgió cuando el hermano de uno de los chicos trabajaba como voluntario en la Cruz Roja en el rescate de víctimas de una inundación en Catamarca. Allí advirtió que los rescatistas no podían actuar tan rápido como querían debido a ciertas trabas externas.

En ese momento se dieron cuenta que ahí existía un nicho donde había mucho por hacer. Sin embargo, no contaban con los conocimientos necesarios para plantear una solución.

Estos estudiantes de tercer año de ingeniería informática crearon ResCue, un proyecto que utiliza drones autónomos y económicos que exploran en tiempo real el área afectada a través del procesamiento de audio y video.

Mediante una plataforma web, permite a un equipo de operadores ver los reportes en tiempo real, ayudando a detectar y reaccionar rápidamente frente a una emergencia.

Para el procesamiento de datos, ResCue utiliza Microsoft Cognitive Services y Azure. Desde Microsoft los pusieron al tanto de las últimas soluciones presentadas en Build 2017, entre ellas Custom Vision que es un servicio que permite identificar a un objeto dentro de una imagen digital.

Los emprendedores usaron fotos capturadas por los drones de distintas situaciones de emergencia, como incendios e inundaciones, para procesarlas y proveer de datos actuales y en tiempo real a los rescatistas.

Además de minimizar el número de víctimas, el objetivo de este proyecto es reducir gastos. Así se garantiza que no se excluya ninguna región por falta de recursos financieros”, explicó Olivera.

“La Argentina es un país con muchísimo talento y el nivel de los proyectos que conocimos lo reafirma. Ver el entusiasmo, la pasión y la dedicación con la cual los chicos se prepararon nos demuestra que tomamos la decisión correcta cuando desde Microsoft decidimos impulsar la innovación y el emprendedurismo local”, afirmó Glinsky.

Fuente: IProfesional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta