La autoridad no está relacionada únicamente a ocupar un puesto jerárquico. Tiene que ver con valores como la sinceridad, la integridad, las capacidades profesionales y la comunicación que se establece con el resto del equipo.
Entre los tópicos más populares del ámbito de la gestión de personas, el liderazgo es uno de los más importantes. Por más atributos que tenga una persona, o por más que las empresas capaciten a sus líderes, hay aspectos fundamentales que un profesional debe administrar adecuadamente para alcanzar que ese ascendiente permita ganarse la confianza de sus colaboradores. Sin confianza no hay liderazgo, y por ende no se puede lograr un buen trabajo conjunto.

Sobre la base de más de 10.000 entrevistas a candidatos para puestos ejecutivas en diversas industrias, Transearch (Chile) concluyó que son estas las mejores cualidades para gestar confianza en un equipo:

    • Sinceridad: Los líderes deben actuar siempre sintiéndose seguros, ser transparentes cuando deben dirigir a sus equipos y también al pensar en soluciones estratégicas.
    • Integridad: También deben ser coherentes entre su discurso y sus acciones.
    • Competencia y capacidad: Resulta clave ser responsable, competente en el cumplimiento de objetivos y actuar con decisión.
    • Comunicación: Es importante mantener informado al equipo de trabajo en cuanto a los cambios y acontecimientos de la compañía. El mensaje debe ser preciso y claro, para evitar el “radio-pasillo”.

Validación desde la base

La honestidad, la lealtad, la convicción y la capacidad de actuar con el ejemplo son muy apreciadas por todos nosotros. Por ello es importante creer que los objetivos se alcanzan trabajando en equipo. A partir de ahí se debe generar un ambiente de colaboración donde la gente cuente con espacios concretos para aportar desde su experiencia y potencial.

Fuente: LHH Chile

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta