El liderazgo no está reservado a unos pocos, todo lo contrario. Todas las personas tenemos la capacidad de ejercer la influencia necesaria sobre nuestro equipo de trabajo para llegar al éxito, enseñándoles a tomar decisiones por sí mismos.

Cada uno tendrá un estilo propio y preferirá un tipo de liderazgo. No a todos tenemos las mismas formas de hacerlo. Hoy compartimos una guía de los 4 niveles del liderazgo situacional.

1- Primer Nivel: Dirigir

Uno de los errores más comunes que cometemos como líderes es que delegamos trabajo a personas que no están listas para manejarlo. Estas personas pueden ser capaces, pero aún no conocen la organización, su sistema de recompensas y la política de la misma.

Nuestro objetivo como líderes cuando una persona llega a una organización es que éste individuo pueda comenzar a conquistar pequeños éxitos de una manera rápida.

Pequeños éxitos lo mantendrán su motivación al máximo lo que lo llevará a tener más éxitos y entrar en el círculo virtuoso: éxito –> motivación –> éxito.

Para lograr este objetivo como líderes necesitamos dirigir. Es decir, ser sumamente prescriptivos en las labores que necesitamos que haga y muy claros en cómo queremos que lo haga.

A este nivel no hay espacio para la flexibilidad y la libertad. Queremos que conquiste pequeños éxitos.

En esta etapa el líder es claro en las metas a lograr y constante en su supervisión del individuo, así como también recurre al feedback constante. El líder es el que decide.

2- Segundo Nivel: Supervisor o Coach

Luego de que el individuo ha conquistado pequeños éxitos gracias a la supervisión del líder, comienza una nueva etapa donde el líder estratégicamente, pide la opinión del individuo.

A este nivel el líder solicita sugerencias y reconoce las respuestas correctas.

A pesar de que el líder solicita la opinión del individuo, el líder toma la decisión luego de analizarla. El objetivo de esta etapa es comenzar a enseñar a tener pensamiento crítico al individuo. El líder pregunta, pero el líder decide.

3- Tercer Nivel: Asesoramiento

A este punto ya el individuo tiene una gran madurez. El líder lo ha guiado y lo ha enseñado a pensar como líder.

Para este momento ambos toman las decisiones juntos. El papel del líder es facilitar, servir como mentor, dar ideas y estimular nuevos niveles de pensamiento. Conversemos, pero el individuo decide.

4- Cuarto Nivel: Delegación

En este nivel el individuo ha llegado al nivel máximo de madurez. En consecuencia, el líder ha entregado las responsabilidades al individuo con plena confianza de su criterio y su capacidad de toma de decisiones.

El líder ya no necesita preguntar. Él confía plenamente en el individuo. El individuo decide.


El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta