“Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte, pero, sobre todo, tenacidad”- James Baldwin (1924-1987) Ensayista, novelista y dramaturgo estadounidense.

Para hablar de líderes y de liderazgos auténticos recordamos tres películas en cuyos contextos se personalizan situaciones de conflicto y la respectivas decisiones que nos conducen a interesantes reflexiones las cuales quizá se puedan extrapolar a la vida real en las empresas.

12 Hombres en pugna (1957), es una película que enseña el valor que el líder debe darle a la persuasión y a la construcción de consenso. Los 12 miembros del jurado deben emitir una sentencia unánime en un juicio por homicidio. Solo el jurado 8 -en la piel de Henry Fonda- tiene dudas sobre la culpabilidad del acusado. Gracias a su poder de persuación, cada uno de los demás jurados va cambiando su opinión. Al ayudarlos a examinar sus propios prejuicios y evaluar objetivamente la veracidad de la evidencia, consigue salvar de una muerte segura a una persona tal vez inocente. Es una gran lección en la que el líder, ante situaciones límites, tiene que revisar los hechos y ayudar a pensar con claridad a sus colaboradores.

En buena compañía (2004), es un film que nos lleva a pensar en la carrera corporativa a lo largo de la vida profesional y personal. La película presenta una situación en la que a Dan Foreman (Dennis Quaid) de 51 años le asignan un jefe de 26. La película lleva a reflexionar sobre los desafíos profesionales que se deben enfrentar en el inicio de la carrera y al final de la misma, y los problemas de quemar etapas profesionales sin la maduración adecuada.

Moneyball: Rompiendo las reglas (2011) cuenta la historia de Billy Beane (Brad Pitt) quién arma un equipo de béisbol que desafía los convencionalismos sobre lo que debería ser un team ganador. En lugar de estrellas, contrata a jugadores basándose en una serie de análisis estadísticos. Es una excelente metáfora sobre las organizaciones que quieren ganar ventajas competitivas en su industria y deben desafiar viejos paradigmas del negocio y abrir nuevos caminos.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta