Últimamente se han publicado varios artículos sobre la preferencia hacia los Baby Boomers a la hora de selección para los puestos ardientes.
Esto parece unido con las preferencias del mercado de contratación que se pueden resumir en los siguientes parámetros:

1. Resilencia: es una de las capacidades más valoradas porque tiene que ver con ser un buen “piloto de tormenta”, con poder transitar y salir airosos de situaciones complejas.

2. Apertura mental: los ejecutivos tienen que ser capaces de desarrollar soluciones creativas para generar oportunidades de negocios para sus empresas en un entorno que aún no pueden ver pero que va a venir. Hay que reinterpretar la realidad y abrir la cabeza para pensar distinto.

3. Conocimiento del mercado: analizar los distintos segmentos de consumo para entender cómo va a estar configurado el escenario tanto a nivel local como en el exterio,r y qué es lo que va a demandar el consumidor, es primordial para captar oportunidades.

4. Capacidad de reinventarse: que el ejecutivo pueda aprender y adaptarse constantemente a nuevos contextos de negocios es una “skill” que lo hace más competitivo.

Es una realidad: No es fácil Jubilarse!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta