Muchas veces cuando se habla de mejorar la oratorio en público surge la imagen de 100, 500 personas escuchando nuestra disertación. Pero no, también tenemos que comunicarnos bien cuando somos un pequeño grupo, quizás; dos, tres…diez.

Estos consejos para hablar en público también tienen que aplicarse a toda conversación con lo cual se mejorará la comprensión y la atención de nuestros oyentes en lo que hace a la esencia de la comunicación.

Relajarse
Las personas usan más palabras de relleno cuando están nerviosas. Además, si se da cuenta que está usando algunos “hum”, recuerde que no es el ‘fin del mundo’. Casi todos los usan y en su mayoría pasan desapercibidos. Solo dígase a sí mismo que ese es su último “hum” del día, luego sonría y siga adelante.

Prepararse
Cuanto más preparado esté, menos usará palabras de relleno, ya que esto le ayudará a relajarse. Los mejores oradores saben exactamente lo que van a decir y lo ensayan una y otra vez. Si cree que ensayar una presentación para uno mismo es algo tonto, bueno, es mucho menos tonto que mirar perplejo a un grupo de personas.

Un plus: ¿Quieres mejorar aún más?
Grabar su propia voz si realmente quiere ser un buen comunicador. Al reproducir el audio, escuche las circunstancias en las que utiliza “hum” y “ehh” o “¿no?”. Si usted es consciente de esas circunstancias, es más fácil evitar que continúen.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta