“Mi mayor fortaleza como consultor es ser ignorante y hacer algunas preguntas”, Peter Drucker

Es necesario y útil prepararse para la entrevista. La tendencia más allá de los datos convencionales que se vuelcan en el Curriculum Vitae está destinada a conocer a la persona que se está postulando.

Las preguntas importantes, según los especialistas, giran sobre las preferencias del hacer y del no hacer, sobre las expectativas del puesto, su enfoque y como colofón el conocimiento de la empresa a la que se aspira a ingresar. Estos ítems permiten la elección del candidato que por sus condiciones profesionales y personales más se ajusta para el puesto en cuestión.

¿Qué le gusta y qué no le gusta hacer?
Si queremos saber realmente que se puede esperar de una persona no hay que preguntar que piensa, sino que es lo que más ama hacer. No sólo así se puede saber que tan compatible es con las metas del negocio y qué tanto empeño va a poner en realizarlas.
No sólo conviene conocer lo bueno, también lo malo es importante. De la mano de estás dos preguntas conseguiremos armar un perfil del entrevistado y medir sus aptitudes con relación a la vacante que se está buscando cubrir.

¿Cuáles son los aspectos que consideras clave para el éxito en tu puesto?
Esta pregunta es fundamental para detectar toda la capacidad de una persona, su aptitud para la creación de soluciones y la creación de valor. “Se necesita gente apasionada, que tenga un nivel de respuesta adecuado y que se encuentre alerta al momento de enfrentarse a los imprevistos”.

También es útil preguntar si conocen la empresa, si habían pensado en la empresa para trabajar ahí o simplemente buscan empleo; si sólo buscan dinero o quieren desarrollar sus habilidades y aptitudes para crecer y consideran que nuestro negocio es el lugar indicado para hacerlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta