¿Cómo reconocemos a quien ocupa un mando medio? Si trabaja bien es fácil reconocerlo, porque es el que más pedido recibe. Se encuentra entre directores y empleados, y tienen que velar por el buen clima y la correcta comunicación. Son aquellos que están entre las posiciones gerenciales y el personal que tienen a cargo.

El enorme desafío de los mandos medios es controlar al personal según una estrategia que pueden debatir una vez al año, pero de la que no son partícipes todos los días, haciendo de este plan la bandera para liderar. Por ese motivo es fundamental que quienes ocupen estos puestos sean hábiles en el rol y en la gestión de personas que puedas comunicarse, escuchar y a la vez que tengan una gran habilidad para trasmitir a su equipo la estrategia, y lograr que se cumpla.

Por otra parte, el vinculo que se genera con los mandos medios es mucho más fuerte que otros; es por eso que se trata de una posición clave para resguardar a los equipos e incrementar la lealtad. Pero, ¿es sencillo encontrar a un mando medio que pueda reportar y dirigir al mismo tiempo?

Estas son las cualidades que todo mando medio debe tener:

  • Tiene que tener en claro que es un empleado y un jefe
  • Tener habilidades comunicativas
  • Lograr empatía
  • Saber mantener un equilibrio en el grupo y velar por él
  • Estar comprometido y saberse fundamental para la cultura de la empresa.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta