Las tendencias de reclutamiento han evolucionado mucho y cada vez es más habitual encontrarse con procesos de selección que se alargan y se alargan, y que contemplan entre otras pruebas, exámenes psicotécnicos, dinámicas de grupo e incluso test grafológicos.

Un análisis grafológico desvela muchas cosas, entre ellas si trabajas bien en equipo, si tienes buena capacidad de concentración, si eres una persona responsable

El análisis grafológico encierra la observación de las características que se detallan para inferir su conclusiones.

  • La forma de la letra habla del comportamiento cultural, ético o moral: por ejemplo, si es angulosa, dice de ti que eres intransigente y que das más importancia a la razón que al sentimiento, mientras que si es redonda se entiende que eres pasivo y agradable.
  • El tamaño refleja tu nivel de autoestima: si es muy grande es que tienes necesidad de llamar la atención, mientras que si es muy pequeña quiere decir que tienes un concepto pobre de ti mismo y no se te dan bien las relaciones.
  • La presión indica tu capacidad de involucrarte en algo: si es tensa es porque tienes un carácter firme, mientras que si es floja tienes dificultades para enfrentarte a las dificultades.
  • La distribución espacial da muestras sobre nuestra capacidad de organización y gestión del tiempo: si escribes muy junto es porque tienes capacidad lógica y eres perseverante; y escribes muy separado quiere decir que tienes la capacidad de ver las cosas por separado, pero cuidado porque al mismo tiempo expresa que tienes problemas para integrarte en el entorno.
  • La dirección, refleja nuestro estado de ánimo. Si es ascendente será un estado de ánimo positivo, mientras que si va había abajo quiere decir que nuestro ánimo está decaído.
  • La velocidad mide tu capacidad de reacción: a mayor velocidad, mayor capacidad de reacción y viceversa.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta