Tiene dos integrantes: El Seleccionador y el Candidato. Cada uno de los cuales juega un rol diferente con un objetivo compartido, el puesto.
Varios estudios aseguran que el reclutador solo le dedica seis segundos a revisar el currículum vitae y lee apenas los tres primeros párrafos del mismo.

Un estudio del portal de empleo The Ladders utilizó la técnica del “eyetracking” para seguir el recorrido visual de los reclutadores al leer una hoja de vida. El test arrojó que el 80% de la atención de los evaluadores se centra en el nombre del candidato, puesto actual y previo en una determinada empresa, las fechas de entrada y salida y su educación.

Los tips que se ofrecen al Candidato son:

Lo más importante es la preparación. Si usted no sabe lo que quiere, menos lo va a adivinar su potencial empleador. Planificar su “pitch” le dará una ventaja bastante amplia para aprovechar los pocos segundos de su exposición.

Comprender los valores de la compañía e interiorizarlos. Esto lo ayudará a apuntar su discurso en la misma dirección que el evaluador.

Destacar las propias ventajas, en contraste con sus competidores

Conocer cómo fluctúa el mercado. Es indispensable tener la mayor comprensión posible sobre el segmento en el que se desempeña la empresa a la que aspira. Le dará pistas sobre lo que están buscando y cómo conseguir los recursos necesarios para satisfacer esa demanda.

Resaltar los logros y habilidades. A nadie le cae bien un fanfarrón, pero un mudo es igual de antipático. Destacar las bondades y triunfos personales no tiene nada de malo. Asegúrese de no ser invisible, y de ganar notoriedad por la eficiencia de su trabajo.

Las palabras no se las lleva el viento
El portal Expansión, que relevó estos seis consejos, recomienda no olvidar que cada detalle o virtud que se apunte en el CV debe ser verificable.
Para ello, es importante considerar las pruebas respectivas de cada aspecto de su trabajo presente o pasado y las relativas a su formación.¡No olvidar la referencia sobre el nivel de idiomas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta