En este caso nos referimos a las reuniones, comidas o almuerzos de trabajo, ya sea con el jefe, clientes o colegas. Estos momentos son ideales para encarar actividades relacionadas con el trabajo, generar contactos y conocer a las personas fuera del contexto laboral. Por estas u otras razones es importante, como dicen los españoles, “salir bien plantado” de las mismas.

Las recomendaciones en líneas generales apuntan a:

Manejar bien los tiempos
Para el experto, otro factor clave es manejar los tiempos, evitar los silencios y acompañar al invitado. “En estas reuniones informales es importante mantener el ritmo de la conversación, por esto es aconsejable conocer la carta de antemano para saber qué pedir y qué recomendar a la otra persona. Asimismo, tampoco es bien visto pedir lo más caro, sino algo intermedio”, sugieren los especialistas en asesoramiento en selección de personal.

Ser puntual
La puntualidad es uno de los temas más relevantes en un encuentro de negocios. “Se debe llegar al lugar 10 minutos antes”.

¡Ojo con el celular!
Una persona que está pendiente del teléfono en vez del invitado le quita seriedad a la reunión. Así, la contraparte pierde el interés en la conversación, lo que lleva a dividir la atención y no entrega la mejor imagen.

Agradecer la reunión
Finalmente, se recomienda que luego de la reunión enviar un breve email agradeciendo el tiempo de las personas con quienes compartió, dicen los expertos.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta