nota728No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso “, Albert Einstein
Se habla de la creatividad como la capacidad de producir cosas nuevas, o su re-creación como propone Herbert Reed. También se dice que el cerebro trabaja para llegar a conclusiones diferentes y resolver problemas en una forma original.

Uno de los catalizadores de la creatividad es esa semilla que engendra la llamada curiosidad, que martilla el deseo de averiguar, de inquietarse, de explorar y de aprender.

Todos nacemos con una capacidad creativa, está en nosotros estimularla. El contexto de la vida profesional nos invita a buscar nuevos caminos, a encontrar soluciones distintas que se adapten a los nuevos desafíos.

Muy brevemente decimos que la curiosidad contiene tres importantes elementos:

1. La Búsqueda de la Novedad.

2. Un intrínseco deseo de aumentar el Conocimiento.
La gente curiosa tiende a encontrar satisfacción en la experiencia misma de conocer algo nuevo y Aprender.

3. Una Acción, a menudo una nueva acción, que envuelve lo cognitivo, lo emotivo y lo conductual.

Esa conocida frase “la curiosidad mata el gato”, en realidad es al revés “lo salva”, porque naturalmente el felino no se entrega y continua explorando su realidad, su entorno.

Para terminar otra frase de Einstein, “Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta