“Nunca tendrás una segunda oportunidad para dar una primera impresión.”, Anónimo
La entrevista laboral es un acto para el cual hay que prepararse a través de acciones significativas para lograr el éxito.

La frase: “Es imperativo que el candidato recuerde que la entrevista es su momento para brillar, por lo tanto, una actitud positiva, empática, educada, cordial, participativa, cooperativa y abierta son siempre bienvenidas.”, es una síntesis de del enfoque de nuestros preparativos y actitudes en la misma.

1. Prepararse, informarse de la compañía y su historia, además de tener nociones del momento que atraviesa la industria donde está inmersa, son puntos claves para los días previos.

2. Se debe tener en cuenta el tipo de vestuario para la ocasión, dependiendo de la empresa a la que se concurrirá. Hoy día hay un tono más informal en algunas áreas.

3. Llegar atrasado, es sin lugar a duda inaceptable, por tanto se debe planear la hora y el medio con anterioridad, teniendo presente factores externos (huelgas, eventos) que nos atrasen.

4. Respecto al trato, los expertos señalan que: “tutear, genera cercanía con el entrevistador y considerando que queremos dejar una buena impresión y permanecer en la retina de éste, es recomendable”. Sin abusar.

5. Frente a las preguntas que realiza el reclutador, se debe contestar con una actitud positiva y enfocada, no irse por las ramas, y si no se entiende la pregunta, pedir por favor que sea reformulada. Las preguntas son básicamente oportunidades de dejar una buena impresión y avanzar en un proceso hacia una nueva oportunidad laboral”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta