La brecha de género respecto de las oportunidades de crecimiento profesional e incluso de la equidad de trato en el ámbito laboral sigue existiendo en la Argentina.

Así lo demostraron los resultados del reporte Randstad Workmonitor para el tercer trimestre de 2016, un estudio que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamiento de los trabajadores en 33 países.

Se comprobó que ocho de cada diez mujeres y siete de cada diez hombres creen que los varones son favorecidos por sobre sus pares femeninas respecto del acceso a posiciones gerenciales, cuando se comparan candidatos con igual calificación.

Si bien la gran mayoría de los encuestados de ambos sexos en Argentina indica que sus empleadores tienen políticas de equidad, la realidad indica que existe un marcado sesgo en favor de los hombres, indicó la firma de Recursos Humanos.

En este sentido, 81% considera que hombres y mujeres son tratados equitativamente en la organización en la que trabajan y 79% cree que su empleador paga salarios equitativos a hombres y mujeres en igual posición.

Por otro lado, 82% de los trabajadores masculinos y 60% de las trabajadoras femeninas tienen actualmente a un varón como jefe.

La mayoría de los encuestados por Randstad se inclina por la diversidad de género en términos generales, pero se contradice al momento de indicar sus preferencias particulares.

Por un lado, un abrumador 91% indicó que prefiere trabajar en un equipo en el que se expresa la diversidad de género, al tiempo que 87% considera que los equipos de trabajo diversos logran mejores resultados.

En contraposición, 70% de los encuestados varones prefiere tener un jefe hombre al igual que el 60% de las encuestadas mujeres.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta