El éxito en el trabajo no solo está relacionado con las aptitudes técnicas de la persona. También es necesario desarrollar otros aspectos no formativos como una amplia inteligencia emocional. Gracias a ésta, podremos percibir, evaluar y manejar nuestras propias emociones y las de los demás, algo necesario para que nuestro ambiente de trabajo sea armonioso.

Hablar de Inteligencia Emocional y no citar a David Goleman es impracticable, por ejemplo dijo: “La autoconciencia implica comprender en profundidad las emociones, los puntos fuertes, las debilidades, las necesidades y los impulsos de uno mismo”.

La propuesta incluye una guía para trabajar la inteligencia emocional que favorecerán tanto la vida personal como la vida laboral, pero descartamos fórmulas mágicas, siempre hablamos de un proceso que tendrá sus idas y vueltas, con momentos de frustración y otros exultantes.

  • Tomar Conciencia diariamente de tus emociones, comportamientos, acciones y reacciones. Considera la forma en que estas actitudes te afectan y cómo lo hace con quienes más quieres.
  • Lo más importante es regular tus respuestas, evitar las malas decisiones y tratar de no dañar la estabilidad de los demás.
  • Es necesario saber que puedes dominar algunos momentos, pues tú y el equipo de trabajo tienen las habilidades para salir de un tiempo en crisis. Confía en que tienes la capacidad de reaccionar adecuadamente ante los problemas de la vida.
  • La empatía es el orden más alto de inteligencia emocional. Cuanto te pones en los zapatos de los demás, inicias un nuevo nivel de comprensión y comunicación; de esta manera sientes, piensas y ves con los sentidos de los demás.

Y finalmente desarrollar motivación personal te brindará una maestría emocional, que te permitirá elegir entre comodidad a corto plazo y objetivos a largo plazo.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta