La vida personal y también la laboral nos lleva a que situaciones en las que tenemos que exponer y defender nuestras ideas.
No se puede o debe ser tan espontáneo en estos menesteres. Los que saben hablan de que es importante planear el discurso. Sí tal como lo hacen los actores en las horas que dedican al ensayo.

Generalmente nuestra pareja es nuestro auditorio predilecto. Algo así como el “avant premiere” de nuestros pensamientos aplicado a público cautelar, que nos escuchará y con cariño nos dará una devolución primaria.

Esta acción nos ayuda a expresarnos, a corregirnos, basado en que una cosa es pensar y otro decirlo, la palabra fluye como la convicción del pensamiento.

H. Balzac dijo:”A veces hablamos mucho y decimos poco. Para expresar más, conviene pensar más”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta