“Hablame de vos”

Cuanto asistís a una entrevista de trabajo, una de las preguntas más usadas por los reclutadores en el inicio de una sesión es “contame de vos”. Tener la oportunidad de comunicar lo que somos profesionalmente en esa instancia es una tremenda chance de posicionar nuestras fortalezas a una compañía, sin embargo, frente a esta pregunta muchos ejecutivos suelen titubear abriendo una descripción general que muchas veces no comunica nada concreto.

¿Cuál es la clave para hablar correctamente de vos? Preparación.

En Lee Hecht Harrison (LHH) utilizamos la metodología de la presentación en dos minutos para pararnos frente al reclutador transmitiendo un mensaje claro, con seguridad. La idea es comunicar por qué somos la persona indicada para el cargo al cual estamos postulando, dejando una primera impresión positiva en nuestro interlocutor.

Según la Directora de Desarrollo de Talento de LHH Argentina, Marcela Lomba, al preparar esta presentación es importante no improvisar al hablar o tratar de comunicar algo que no somos porque esa conducta nos vuelve inseguros y perjudica el resultado de nuestra presentación.

Al respecto Marcela señala que “también debemos evitar a toda costa la exageración de nuestras cualidades o la sub-valorización de las mismas. Estos son dos extremos muy perjudiciales en nuestra comunicación. Finalmente, hay tratar de salir de los clichés, de los elementos que ya se encuentran tan usados que no agregan sentido a nuestro interlocutor”.

 

Los 4 elementos que debes incluir en tu presentación:

  • Profesión: hablá de tu profesión en tiempo presente mostrando una imagen coherente con tu experiencia y nivel jerárquico.
    Por ejemplo: “Soy Gerente Comercial”. O “soy Jefe de Finanzas”.
  • Experiencia: enfocate en las habilidades y competencias adquiridas a través de tu experiencia profesional.
    Por ejemplo: “tengo habilidades en identificar y definir problemas de negocio”, o en “desarrollar soluciones a través de reingeniería creativa”, “maximizar la rentabilidad a través de la aplicación estratégica de tecnología”, etc.
  • Tipos de organizaciones: describí el tamaño, mercado y características generales de la empresa.
    Por ejemplo: “experiencia trabajando en empresas multinacionales” ( y/o nacionales, en las industrias de salud, energía, minería, etc.)
  • Fortalezas únicas: hablá con claridad de los elementos que te diferencian en tu ámbito de acción profesional.
    Por ejemplo: visión estratégica, colaboración con equipos, negociación, liderazgo de equipos diversos, etc.

Al final, tu presentación de dos minutos podría verse parecido a lo que sigue:

Especialista en sistemas de información centrado en la aplicación de tecnologías a funciones de negocios en las áreas de marketing, ventas, logística y contabilidad. Mi campo de experiencia es diverso: trabajé con una empresa Fortune 500, así como en un pequeño emprendimiento. Actualmente trabajo como profesor adjunto en Oxbridge College. Mis fortalezas incluyen administración de datos, planificación estratégica, almacenamiento de datos y diseño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta