El escuchar es una habilidad muy importante, que debe ser aprendida como el escribir o leer.
Su aplicación es tanto en lo personal como o en lo profesional. En todo momento si escuchamos podemos tener una mejor comprensión de lo que el interlocutor está diciendo, al no hacerlo –aunque lo creamos- no llegaremos a entender la totalidad del asunto.

Una investigación realizada por M. Burley-Allen- HRMagazine, pone en evidencia que una persona en una oficina utiliza, en promedio:
40 % de su tiempo para escuchar,
35 % para hablar,
16 %para leer y
9 %para escribir.

La eficiencia al escuchar es de un 35 por ciento, lo que pone en evidencia el largo camino que gerentes, supervisores, directivos o empleados tienen por delante en espacio de aprender a escuchar.

Esta frase de Plutarco, siglo V AC, nos enseña:“Para saber hablar es preciso saber escuchar”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta