entrevista-5_590x395

Si tuviera la oportunidad de contratar al próximo Bill Gates, Mark Zuckerberg, Richard Branson, Steve Jobs, o para el caso de Abraham Lincoln o Frank Lloyd Wright, ¿lo haría? Si su respuesta es sí, es posible que necesite dar una nueva mirada a sus necesidades de contratación. Aunque son brillantes, ninguna de estas grandes mentes obtuvo un diploma en la universidad. ¿Cuántos innovadores quedan fuera de su proceso de contratación porque carecen de un grado en este mercado competitivo? ¿Es requisito un título descartando tus próximos mejores trabajadores?

El valor de un título universitario para un individuo es innegable. El colegio ayuda a desarrollar habilidades de pensamiento crítico, ofrece una amplia base de conocimientos sobre la que construir una expertise y expone al estudiante a una amplia gama de diversas opiniones e ideas. Según lo informado por la US Bureau of Labor Statistics, los graduados universitarios también disfrutan de una tasa de desempleo mucho más baja (3,3%) en comparación con aquellos con alguna educación superior (6,1%) y los que sólo tienen diplomas de escuela secundaria única (7,1%). Aún así, algunos profesionales de la contratación se vuelven excesivamente obsesionados con la contratación de los candidatos sólo titulados en lugar de desarrollar un medio eficaz para evaluar habilidades y características necesarias para el éxito en el trabajo.

De acuerdo con una encuesta de Gallop en septiembre de 2013, 4 de cada 10 graduados universitarios dicen que el tipo de labor que realizan todos los días no requiere de un grado académico. La misma encuesta también indica que dos tercios de los trabajadores con puesto profesional, ejecutivo o directivo, dicen que se necesita un título universitario en su línea de trabajo, mientras que sólo el 50% de todos los demás puestos de trabajo de cuello blanco, dicen que es necesario un grado. Por cada línea de trabajo que realmente requiere un título universitario y credenciales (por ejemplo: investigación científica, ingeniería, asuntos legales, etc.), hay otras áreas en donde la experiencia puede estar por sobre un título (tecnología, ventas, etc). Un título universitario no es necesariamente un indicador de nivel de inteligencia o de talento de un candidato y ciertamente no es un indicador de rendimiento en el puesto de trabajo.

Como se informó en Bloomberg Finance, los costos de matrícula de la universidad se han disparado 538% desde 1985, por lo que es cada vez más difícil para los estudiantes menos pudientes lograr un grado de cuatro años. En vez de un título, las organizaciones verdaderamente comprometidas con la adquisición de los mejores talentos, deben considerar lo siguiente:

  • ¿Tiene claramente identificadas y explicadas las competencias, comportamientos y resultados para el puesto?
  • ¿Demuestra la carrera del candidato(a) una movilidad ascendente en las posiciones de mayor responsabilidad?
  • ¿Ha trabajado para organizaciones respetadas con rigurosos procesos de contratación?
  • ¿Ha realizado cursos universitarios pertinentes, pero no obtuvo ningún título?
  • ¿Ha continuado completando su educación en su campo?
  • ¿Ha ganado designaciones profesionales, patentes, certificaciones o premios?
  • ¿Tiene fuertes referencias profesionales que se pueden entrevistar extensamente?
  • ¿Dispone usted de un proceso de entrevistas integral que requiere que los candidatos compararen sus logros con los entregables de la posición?
  • ¿Tiene el(la) candidato(a) experiencia laboral exitosa que podría compensar un título de cuatro años?
  • ¿Ha analizado las habilidades y la experiencia de sus empleados superiores en un papel especial para determinar lo que se necesita para tener éxito en una posición particular?

El uso de un título universitario como mecanismo de selección de candidatos(as) puede hacer que sea más fácil de ordenar a través de grandes cantidades de documentos, pero también puede descartar el talento de primera y su próxima generación de alto rendimiento.


Lee Hecht Harrison es el líder global en Desarrollo del Talento, conectando las personas con los trabajos y ayudando a los individuos a fortalecer su desempeño. Conozca más sobre nuestros programas de Outplacement haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta