nota612
El estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, que actúa como un mecanismo de defensa preparando nuestro organismo para hacer frente a determinadas situaciones. El problema se presenta cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso, en entornos propicios como el laboral donde conjugan factores de exigencia, competitividad, productividad y otros.

El estrés, como respuesta natural, es difícil de evitar, sin embargo, existen varias acciones que podemos realizar para combatirlo. Cabe agregar que no todas las personas tienen el mismo “termómetro” de estrés y por tanto sus reacciones son diferentes. Pero, en líneas generales las siguientes son buenas ideas y fáciles de poner en práctica.

Medir bien el tiempo
Ir en contra del reloj para llegar a tiempo a la oficina, puede ser un gran causante de estrés.

Planear las tareas
Es importante ordenarlas por su prioridad.

Dejarse un tiempo para pensar
Aunque parezca un contrasentido aumenta la eficiencia y la productividad.

Tomar un descanso
Un pequeño descanso favorece la concentración.

Un simple ejercicio de estiramiento
Levantarse y caminar por la oficina puede reducir su cansancio mental y nivel de estrés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta