El 39% de los argentinos prefiere una semana de trabajo de horas estándar, mientras que el resto busca diferentes formatos de horarios flexibles.
En el marco de la investigación el 34% de los encuestados indicó que quisiera trabajar horas variables todas las jornadas laborales, mientras que el 8% preferiría trabajar jornadas variables todas las semanas.

Por otro lado, el 16% se inclinó por la opción de jornadas de trabajo más largas pero en una semana laboral más corta.

Del corte por edad de la muestra surge como dato llamativo que la preferencia por una semana de horas estándar alcanza al 43% de los jóvenes de entre 18 y 24 años, cuatro puntos porcentuales por encima de la preferencia del total de los encuestados.

Otro factor ligado a la expectativa de mayor flexibilidad que tienen los trabajadores argentinos tiene que ver con el trabajo a distancia. En este sentido, 75% de los encuestados argentinos dijo preferir esa modalidad.

De ese total, el 38% prefiere trabajar a distancia ocasionalmente y el 23% prefiere hacerlo un determinado número de días.

Finalmente, el 14% prefiere trabajar a distancia todas las jornadas laborales, mientras que en el otro extremo está el 24% que indicó que prefiere trabajar desde la oficina todos los días.

A nivel mundial, el 55% de la población activa preferiría un horario de trabajo flexible y el 64% quisiera trabajar a distancia de alguna manera.

Los resultados de la investigación del Randstad Award indican que más de la mitad de los argentinos (52%), en su mayoría hombres, trabajan más de 40 horas por semana.

El 38% se encuentra conforme con su horario de trabajo actual. Por otro lado, el 55% afirma que quiere trabajar más horas.
Para el 90% de ellos, el “driver” principal es tener un mejor salario, mientras que sólo el 33% trabajaría más horas por conseguir una promoción en su carrera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta