Es una alternativa part time, dos empleados comparten la misma posición en una compañía, dividiéndose los horarios, las tareas, el sueldo y los beneficios de un trabajo full time. Dos expertos, felices y comprometidos, sin desgastes y sin sacrificar su vida profesional ni la personal beneficiando al máximo al empleador. El sueño hecho realidad!

Según un estudio de la Western Australia University, las empresas que tengan políticas pro-familia serán las que logren más fácilmente retener a su personal, incrementar la moral y reducir el ausentismo.

Este formato surgido en los 70´s está retomando con mucho éxito desde Europa hasta Australia, Estados Unidos y Canadá.

“No sólo compartes responsabilidades (o las divides según sea el acuerdo laboral) también compartes la flexibilidad que te permite seguir conquistando tus éxitos profesionales sin descuidar a tu familia. Para las mujeres que han optado por este sistema, este es otro avance que redefine el concepto masculino del éxito y humaniza los lugares de trabajo”.

Claro que para lograr este objetivo, también es necesario encontrar la pareja ideal: personalidades compatibles, buena comunicación entre ellos, tanta que no se note la transición entre uno y otro. Además de compartir experiencia, habilidades y enfoque práctico hacia los negocios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta