Hay personas en todos los niveles y jerarquías en las empresas, que parecen tener el secreto para ser exitosos. Avanzan sin problemas y a toda velocidad, y su carrera laboral no evidencia tener techo. ¿Qué es lo que saben aquellos que triunfan siempre y desconocen todos los demás trabajadores?

Un reciente estudio da algunas pistas sobre qué hábitos desarrollan los empleados más exitosos:

1. Piensan cuáles van a ser las habilidades que necesitan para su próximo empleo
Todos tratamos de ser buenos en la tarea que hacemos hoy. Pero los que triunfan se adelantan y se capacitan en aquello que van a necesitar para seguir progresando el día de mañana mañana.

2. Hablan en las reuniones
No piden permiso ni invitación para decir lo que piensan. Sienten que tienen algo que aportar a la discusión, sea para apoyar una moción de un compañero, sugerir una idea propia, o hacer una pregunta bien pensada.

3. No se intimidan si se topan con el CEO en el ascensor
Al contrario, en caso de encontrarse con el titular de la compañía aprovechan la oportunidad para charlar informalmente.

4. Aceptan los desafíos
Cuando se encuentran ante una dificultad, estos empleados no se desentienden pasando el fardo a otro. Asumen la responsabilidad de la solución y persisten.

5. Buscan las oportunidades de liderazgo
Ya sea para conducir un equipo de trabajo, o para asesorar a un junior o para capacitar a otros, la gente que triunfa no pera que le lleguen las oportunidades de liderazgo, ven cuando hace falta un líder y la aprovechan.

6. Buscan aliados en toda la organización
La mayoría de la gente busca impresionar al jefe. Pero los que triunfan buscan impresionar a todos, desde la recepcionista hasta sus pares y sus superiores, porque necesitan tener un grupo de su lado.

7. Escuchan con atención a todos
Es una habilidad muy valiosa, que es correlativa con la capacidad de liderar. Escuchar con atención ayuda a mantener la motivación y la energía.

8. Son puntuales
No cumplen con los horarios solo porque queda bien hacerlo, sino porque les asegura, por ejemplo, un buen asiento en la conferencia desde donde es fácil participar y no un lugar en el fondo.

9. Piensan como gerentes, no como empleados
Los trabajadores esperan que les digan lo que tienen que hacer, los líderes piensan estratégicamente sobre lo que hay que hacer, y lo hacen.
Los empleados hacen bien su trabajo, los gerentes se preocupan porque el equipo haga bien su trabajo, por lo que los asesoran y participan cuando hace falta. La gente que asciende, piensa como gerente, según indica el estudio relevado por la revista Mercado.

10. Identifican ineficiencias y resuelven problemas
Siempre hay cosas un un lugar de trabajo que se podrían hacer mejor. La persona que identifica esas ineficiencias es la más indicada para buscar una solución. Eso es bueno no solo para el futuro de esa persona en el trabajo sino también para la organización.

Iprofesional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta