“Lo que diferencia a los equipos de alto desempeño, sin embargo, es el grado de compromiso, particularmente que tan profundamente comprometidos están los miembros del equipo unos con otros”
– Jon Katzenbach & Douglas Smith, The Wisdom of Teams

A lo largo de estos años he utilizado distintos modelos teórico-prácticos para el trabajo con equipos, muchos de ellos han sido efectivos pero han carecido de elementos que permitan un abordaje integral de un equipo como tal.

Comparto con ustedes una compilación, a modo introductorio, de un modelo de trabajo con equipos que, a mi entender, posibilita intervenciones más completas y exhaustivas.

El modelo “The Team Diagnostic™”
Un Enfoque sistémico para trabajar con equipos.

Las organizaciones tienen un objetivo: resultados-aumentar sus resultados. Para alcanzar este fin, las organizaciones constantemente buscan una mejor manera de hacer, una nueva herramienta o un nuevo proceso que les represente un avance significativo para ser más eficientes y efectivas para alcanzar mejores resultados.

Hoy en día, las organizaciones cada vez más ven a los equipos como medios para mejorar su productividad y su efectividad organizacional. En el contexto de organizaciones cada vez más horizontales en su estructura, con interrelaciones entre sus miembros remotas y virtuales, que enfrentan la necesidad de avanzar con agilidad en un mercado global, para hacer más con menos en todos los niveles, las organizaciones consideran que los equipos son una clave para la consecución de los resultados que desean.

Obviamente, el “Team Building” no es un tema nuevo. Algunos altos directivos hacen hasta lo imposible para demostrar que lo han hecho. Lo que es nuevo es una aproximación al desarrollo de equipos basado en el trabajo de sistemas, así como una nueva conciencia sobre la importancia crucial del ambiente en el cual funcionan los equipos.

El modelo “The Team Diagnostic™” está construido con base en una mirada sistémica a los equipos.

Esta mirada es fundamentalmente diferente de casi todas las formas tradicionales de trabajar con equipos, donde el foco está en los individuos que conforman el equipo.

En el enfoque tradicional se busca el aumento del desempeño del equipo por medio de intervenir en el nivel individual de los miembros del equipo. La idea acá es: cambia el individuo y por esta vía cambia el equipo. Otra variación de esta idea es: cambia la relación entre dos miembros del equipo para generar efectos en el todo. Generar cambio en las partes para generar efectos en el todo. Esta es una forma válida para influir un equipo y al mismo tiempo tiene sus limitaciones.

El enfoque sistémico reconoce que los individuos tienen influencia en el equipo y también reconoce que el equipo tiene una influencia poderosa en los individuos. Los equipos crean una cultura y una atmósfera. En el enfoque sistémico, para generar efectos en el desempeño del equipo diríamos: cambie la cultura y así cambia el equipo.

De hecho como coaches de equipos le mostramos al equipo la cultura que ellos han creado-“así se hacen las cosas”- y los hacemos corresponsables de cambiarla.

 

César Jorge – Talent Development Director LHH Argentina / Executive Coach/ Facilitador Team Coaching Assessment Tools
Fuente ©Team Coaching International

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta