La principal tarea de quien encabeza una organización es contribuir a que las entidades logren sus objetivos en conjunto con los trabajadores.

“Dentro de sus funciones está obtener el mayor potencial de cada una de las personas, tener la misión y visión compartida dentro del lugar de trabajo y en ese sentido, tratar de sacar el mejor partido a las capacidades de cada empleado para lograr los resultados que se esperan”.

Lo antedicho es una definición del “trabajo” del líder el problema es: ¿Cómo hacerlo?. La propuesta son estos siete tips que se pueden adaptar en cada caso según las personas que integren el team y las características de cada empresa.

1. Generar confianza entre los miembros del equipo y, con ello, condiciones básicas para el aprendizaje entre los miembros del equipo.

2. Acompañar al equipo a descubrir sus fortalezas y sus áreas de aprendizaje para el trabajo en equipo (las personales y las del equipo).

3. Dar feedback constructivo al equipo y enseñarles a aprender del error en forma permanente.

4. Darse cuenta del estado emocional de su equipo, enseñarle a su equipo a darse cuenta del mismo y a transformarlo.

5. Evaluar y distinguir juicios con o sin fundamento, como vía para el manejo de emociones y para realizar conversaciones efectivas.

6. Valorar la trascendencia de los compromisos y las declaraciones del “sí”, del “no”, de un nombramiento, un ascenso, un despido y otras declaraciones propias del ámbito laboral.

7. Contribuir a una adecuada gestión de compromisos en la organización.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta