La tecnología ha cambiado la forma como se hacen las cosas. Es sabido que el futuro laboral se enfrenta a un cambio de paradigma. Esta reflexión propone una mirada diferente de nuestro empeño laboral.

De manera que lo primero que debes hacer es crear un conjunto de habilidades donde abunden la capacidad de inventar, de juzgar y de inspirar confianza. O sea, dominar profundamente las habilidades humanas.

Destacarse en cosas que las máquinas hacen con dificultad.

Se pueden dividir todas las actividades del mundo en cosas que son “repetibles” y cosas con son “creativas”. Repetibles son cosas como producción masiva y otras tareas mecánicas. Aquí dominan las máquinas. Son más rápidas, más precisas y más confiables y eficientes. En el terreno de lo creativo dominan los humanos todavía. Somos buenos en cosas como inventar nuevas ideas, manejar la ambigüedad y generar la confianza de los humanos.

Trabajar con las máquinas, no contra ellas

Por eso es que habrá en el futuro fuerte demanda de personas que puedan extraer enseñanzas de los datos. Para quien tenga inclinación por las matemáticas el consejo es aprender a hacer “minería en las montañas de datos”.

No estamos ante un caso de humanos contra máquinas Lo interesante es como ambas partes deben interactuar. Aun en las tareas repetibles, hay un rol fundamental para las habilidades humanas en enseñarle a la máquina, inspeccionar el resultado de lo que hace para confirmar que esté bien y probar nuevas hipótesis.

En el mundo “creativo” hay una gran oportunidad de usar la máquina para inspirar y facilitar el proceso creativo. Los músicos, por ejemplos, usan software para escribir las notas y trasportar las claves para que el artista se pueda dedicar exclusivamente a la parte de invención y no a la laboriosa mecánica de escribir la música

No esperes a que la máquina te coma tu almuerzo

Quien domine las habilidades ahora se podrá diferenciar de las máquinas y de sus competidores humanos.

Hay muchos grandes roles en el dominio de lo humano para que la gente, los emprendedores tengan grandes ideas están surgiendo excelentes oportunidades nuevas en las “esquinas” para quien trabaja codo a codo con las máquinas. Pero hay que moverse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta