Un comentario común es el tiempo que lleva mantener a raya la famosa “Bandeja de Entrada” y además contestar todo aquello que se necesite… y además en tiempo y forma. A continuación unos “tips” muy útiles en esta frondosa tarea.

1. Invertir tiempo en la planificación de la gestión de tus correos. Solamente lo vas a hacer una sola vez y a la hora de administrar tus correos vas a ganar tiempo.

2. Crear carpetas, con el fin de guardar e-mails de acuerdo a las mismas. Pero Atención! no crees demasiadas carpetas ya que al momento de buscar un correo podrías perderte entre las mismas. La idea es que facilite sin burocracia lo que se busca.

3. Establecer filtros. Pueden ser de dos tipos: filtros que etiquetan el e-mail y otros que además de etiquetarlo lo mueven a la carpeta que desees para que puedas revisarlo cuando lo creas conveniente. El objetivo de trabajar con filtros es que a tu bandeja de entrada solamente lleguen los e-mails que deban ser leídos o respondidos con prioridad.

4. Determinar un espacio de tu tiempo para leer y contestar e-mails. Se aconseja dedicar este tiempo en el momento que menos productivos somos (en la mañana o en la tarde de acuerdo a cada persona) y luego hacer pequeños cortes durante el día: cada una hora, cada dos horas, etc.

5. Eliminar y archivar. Tan simple como eso.

6. Escribir brevemente las respuestas. Los expertos afirman que deberías hacerlo en no más de cinco líneas. Si la respuesta es extensa, es preferible usar el teléfono o el cara a cara.

7. Usar cuidadosamente las CC y las CCO. Así como no te gusta que te copien en mensajes que no quieres recibir, haz lo mismo a la hora de enviarlos…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta