El tema del buen sueño es un elemento de suma atención para los deportistas siempre y a escala mayor en las competiciones. Pero en realidad es muy importante siempre tanto para la vida personal como laboral.

En un estudio, publicado por el diario uruguayo El País, realizado sobre 81 organizaciones y 189.000 personas de todo el mundo- se indica que los mejores equipos de ejecutivos se asocian con cuatro tipos de conducta:

1. Capacidad para trabajar con una fuerte orientación a los resultados,
2. Capacidad para resolver problemas de manera eficaz,
3. Habilidad de buscar diferentes perspectivas
4. Respaldar a los demás.

Para poder trabajar orientado a los resultados de forma correcta, hay que estar atentos y evitar las distracciones.
Después de 19 horas de vigilia el desempeño es equivalente al de alguien con un nivel de alcohol en sangre del 0,05%; y luego de 20 horas, igual al de quien tiene un nivel de alcohol en sangre de 0,1%, valor que representa la definición de ebriedad en EE.UU.

Dormir es beneficioso para múltiples funciones cognitivas -entre ellas, el reconocimiento de patrones y la capacidad de aportar ideas innovadoras y creativas- que ayudan a solucionar problemas eficazmente.

Se demostró que un buen descanso nocturno genera nuevas percepciones: en los participantes que disfrutaron de ese beneficio, resultó dos veces más probable que descubrir un camino más rápido para resolver problemas que quienes no lo tuvieron.

También se descubrió que una siesta durante la tarde ayuda a una resolución creativa de los problemas.

Una consideración relevante para los líderes que buscan diferentes enfoques es la capacidad de evaluar con precisión la importancia relativa de los diferentes “inputs”, evitar la visión de túnel y reducir las desviaciones cognitivas.

Se ha demostrado que el sueño mejora la toma de decisiones en las tareas que imitan la vida real, como las actividades cognitivas complejas que integran respuestas emocionales al incorporar recompensas financieras y castigos.

Por último, para ayudar a otras personas del equipo, primero hay que entenderlas, interpretar las emociones que se evidencian en sus rostros o en su tono de voz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta