Durante mucho tiempo se pensaba en el empleo como algo perdurable. Nuestros padres, e incluso nosotros, hemos permanecido por años en un puesto de trabajo estable que parecía hecho para nosotros. Pero, ¿Es benefisiosa esa situación? En época de crisis, muchos creerían que sí…

En períodos de inestabilidad económica y social como el que estamos transitando, es común que nuestras expectativas de progreso profesional se nublen o pasen a un segundo plano ante la posibilidad de no llegar a fin de mes.

Aún hoy, y aunque haya una leve sensación de alivio, el empleo sigue siendo una tarea pendiente y una preocupación para muchos. Una gran variedad de expertos aseguran que el mercado laboral jamás será como el que conocieron nuestros padres, ¿Se puede sacar ventaja de este entorno cambiante?

En Lee Hecht Harrison, atendemos a diario a candidatos de diversa índole, todos con un objetivo común:encontrar una nueva alternativa profesional.

Hemos tenido la oportunidad de charlar y entrevistar a un grupo de candidatos que compartieron su experiencia en nuestras Historias de Outplacement, brindándonos testimonios acerca del impacto emocional que experimentan quienes deben dejar un empleo.

Algunos, después de años de empleo más o menos “fijo”, nos mostraban su desamparo o incapacidad a la hora de desenvolverse dentro este complejo escenario laboral actual, en el que poco o nada saben de lo que un día conocieron.

¿La clave?: convertir la desvinculación en una nueva oportunidad, en una nueva forma de vida.

  • ¿Qué herramientas tienes? Probablemente no sepas la respuesta inmediatamente pero, para conseguir tu objetivo deberás analizar qué aprendiste durante los últimos años: reúne todas aquellas habilidades, experiencias, logros o retos de negocio, evalúa tus niveles resiliencia, etc.
  • Respeta los tiempos. Debemos entender que el mundo laboral está en constante cambio y no hay plazos certeros para cada búsqueda de empleo. Puedes encontrar empleo en un día como en 6 meses (tiempo promedio de recolocación de LHH). 

Teniendo esto en cuenta, la longitud de tu camino sólo dependerá de tus acciones y, por sobre todo de tu actitud y de tu entorno –competencia, necesidades de mercado, etc.

El despido puede seruna oportunidad siempre que:

  • Mantengas la mente alerta y dispuesta a reaccionar.
  • Seas consciente de tus fortalezas, pero también de tus debilidades y de su potencial reorientación.
  • Creas en ti y en tus posibilidades de éxito.
  • Busques más allá de tu entorno cercano, saliendo de tu zona de confort.
  • Crees una sólida red de contactos, incluyendo en ella desde responsables de contratación hasta antiguos compañeros, personas influyentes de tu sector y de otros, o simplemente líderes de opinión.
  • Aprendas a leer la realidad en la que vives, ya que cada día te mostrará algo nuevo para procesar.
  • No pierdas el entusiasmo, es más: contágialo
  • Tus expectativas y objetivos sean los mejores para ti, conforme a tus capacidades y tus deseos.

Fuente: Aziz Zaghnane, Director de Lee Hecht Harrison Spain


Lee Hecht Harrison es el líder global en Desarrollo del Talento, conectando las personas con los trabajos y ayudando a los individuos a fortalecer su desempeño. Conozca más sobre nuestros programas de Outplacement haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta