Muchas veces al buscar un cambio de empleo o incluso dar un vuelco radical de carrera, algunos trabajadores encuentran que sus capacidades y conocimientos quedaron obsoletos frente a aquello que requiere el mercado. Incluso las habilidades que llevan a alguien al tope de su profesión pueden quedar desactualizadas en poco tiempo, lo mismo con las capacidades que supuestamente se adquieren durante una extensa carrera en una posición o área.

El objetivo es entonces diferenciarse: presentar nuevas credenciales, adaptadas al mercado profesional actual.
En esa distinción profesional inevitable resulta fundamental hacer las cosas de un modo muy diferente a como se las hacía hasta ahora.

El World Economic Forum (WEF) distingue entre habilidades, herramientas básicas y transversales. Según su informe “The future of job and skills”, más de un tercio de las competencias profesionales que serán más valoradas en los perfiles profesionales de 2020 no son consideradas como cruciales hoy.

Habilidades
Por un lado están las cognitivas, y entre ellas destaca la flexibilidad y la creatividad, sin olvidar el razonamiento lógico, la sensibilidad para los problemas, el razonamiento matemático y la capacidad de visualización.
Por lo que se refiere a las habilidades físicas, el estudio del WEF destaca dos fundamentales: fortaleza y destreza manual o precisión.

Herramientas básicas
Se destaca el aprendizaje activo, la expresión oral, la comprensión lectora, y la expresión escrita.
Además, el WEF habla de “herramientas de proceso”, que básicamente son la escucha activa, el pensamiento crítico y la capacidad para monitorizarse.

Herramientas transversales
Están las consideradas como herramientas sociales: coordinación con otros, inteligencia emocional, negociación, persuasión, orientación a servicio y capacidad para enseñar.

Hay que añadir además una serie de “herramientas sistémicas”, como la toma de decisiones y la capacidad de juicio o el análisis.
Y también resultan determinantes las herramientas que se refieren a la capacidad para resolver problemas complejos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta