Todos llegamos a un punto en nuestras carreras en las que nos surge un ansia de cambio. Quizás porque has estado en la misma compañía por mucho tiempo, o al contrario: has estado unos pocos meses pero las cosas no son como esperabas. ¿Cómo saber cuándo es hora de pedir un ascenso, mayor responsabilidad o cuando es hora de avanzar hacia nuevas oportunidades? Aquí hay 5 preguntas que te ayudarán a evaluar cuál sería la mejor decisión de carrera a tomar.

1. ¿Te agobia ir a trabajar?
Si trabajas a tiempo completo, es probable que pases más tiempo en el trabajo que en tu casa. Aunque a nadie le gusta su trabajo al 100%, si el ambiente laboral resulta ameno y la tarea agradable; levantarse cuando suena el despertador para ir a la oficina, no debería sentirse como una carga pesada. Si estás en el lugar indicado, irás motivado. Si eso no ocurre, es hora de evaluar cuáles son los aspectos de tu empleo que te agobian.

2. ¿Asumo desafíos, mi trabajo marca la diferencia?
Cuando uno comienza un trabajo, llega con muchas expectativas y, es probable que, con el paso del tiempo, esas expectativas no se cumplan y uno se sienta frustrado. Asegúrate de estar aprendiendo algo nuevo cada día. Tu futura capacitación – entrenamiento depende de ello. Es fundamental mantener tus capacidades al día, pero también lo es incorporar nuevas. También es importante hacer algo para cambiar la forma en que el mundo corporativo – empresario – comunitario vive y trabaja. Sea desarrollando una app que facilite el uso de home banking o siendo voluntario por una causa noble. Si no estás haciendo una diferencia, es hora de considerar otras opciones.

3. ¿Me siento partícipe y respetado en mi ambiente de trabajo?
Aunque es importante mantener una conducta profesional en el trabajo, también lo es ser uno mismo. Cuando eres tú mismo en el trabajo, das lo mejor de ti a nivel profesional y personal. Son cada vez más las empresas comprometidas con la diversidad e inclusión, para que todos se sientan respetados y motivados para hacer una diferencia, siendo como son; subrayando la autenticidad. Asegúrate de estar trabajando para personas que te valoren por quien eres.

4. ¿Me queda tiempo fuera del trabajo para hacer las cosas que realmente me importan?
“Trabaja para vivir, no vivas para trabajar”, reza el dicho. Puede que tengas muchos hobbies como bailar, cantar o escalar. O quizás tengas una familia numerosa y debas cuidar de los niños o de tus ancianos padres. Quizás, todo lo mencionado previamente. Sea como fuere tu vida fuera del trabajo, debes asegurarte de que tu compañía te brinde la flexibilidad para poder ocuparte de aquellas cosas que más valoras.

5. ¿Veo un futuro dentro de esta compañía?
Si sientes que has alcanzado el máximo de tu potencial en tu puesto actual, es hora de mantener una conversación con tu jefe. Ordena tus pensamientos y pide una reunión con tu líder. Asegúrate de contarle acerca de tus logros y contribuciones y, por sobre todo, tus planes futuros. El o ella, deberían apoyar y motivar tu desarrollo de carrera. Sino, deberás pensar en avanzar hacia otro camino.

Fuente: Accenture

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta