Cómo hacer a un lado la introversión y aprovechar al máximo las oportunidades para hacer networking.

La capacidad de relacionarse con las personas es una característica común, incluso una obligación, entre los emprendedores de éxito. A través de la conexión el ecosistema emprendedor se hace más dinámico, lo que brinda la posibilidad de realizar asociaciones, ventas de empresas y hasta conseguir financiamiento.

Para los introvertidos puede ser normal establecer lazos dentro de un grupo pequeño de gente conocida, cuando deben asistir a grandes eventos, su dificultad para encarar nuevas relaciones interpersonales puede perjudicarlos a la hora ampliar su red de contactos y hacer crecer sus negocios o materializar sus ideas.

Es por esto que Sebastián Siseles, Director Internacional del sitio de clasificados laborales freelancer.com, nos cuenta algunos consejos para ayudar a aquellos emprendedores que tienen esta barrera.

  1. Llegar temprano

La gran mayoría de las veces, al llegar a un evento o reunión, el lugar ya se encuentra lleno de gente que ya está en grupos conversando animadamente. Esta situación puede parecerle intimidante o abrumadora. Como ingresar en alguna de esas charlas es lo que una persona introvertida se pregunta, y generalmente resulta terminando aislado y retirándose temprano, sin lograr ningún contacto.

Llegar entre 15 y  20 minutos antes de tiempo o ser muy puntual ayudará a sentirse cómodo mientras que haya pocas personas en el lugar y facilitará el acercamiento a personas para presentarse y poder ir generando conversaciones de 1 a 1 para ir entrando en confianza.

  1. Lenguaje corporal

No pasar por alto el impacto del lenguaje corporal y la expresión facial. Hay momentos en estas reuniones donde, desanimados o vergonzosos, un emprendedor termina caminando solo, con manos en los bolsillos o solo agarrando una bebida. Lo mejor es estar  consciente sobre cómo nos vemos frente a los demás. Es recomendable mantener una sonrisa y evitar cruzar los brazos. También procurar un aspecto presentable.

  1. Aprovechar las esperas

Cuando se está en la fila a la mesa de registro de un evento o buffet, un buen tip es entablar una conversación con la persona detrás. Simplemente decir “hola” y presentarse. Esto puede llevar a una pequeña charla. Hacer una pregunta sobre el evento o a qué compañía pertenece la otra persona. Lo bueno de estar en una fila es que uno se ve obligado a estar cerca, al menos, de dos personas. Por lo tanto, podrá entablar una conversación mientras se espera el turno.

        4. Seguir en contacto

Siempre llevar muchas tarjetas a los eventos e intercambiar datos de contacto con la mayor cantidad de gente posible. Escribir a los contactos uno o dos días más tarde para decirles simplemente que fue un placer conocerlos y que sería bueno lograr un próximo encuentro. Este simple esfuerzo fortalecerá la conexión con ellos, a quienes seguramente se los volverá a cruzar en futuros eventos o reuniones.

Para más información sobre emprendimientos, haga click aqui

Fuente: Apertura

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta