Un flujo constante de información desde dispositivos móviles está haciendo que muchas personas se sientan abrumadas, desenfocadas y apresuradas. La lucha por llegar a todos lados puede estar afectando negativamente a la calidad de nuestras habilidades de comunicación. Esto puede ser perjudicial si usted está en la búsqueda de empleo, en colaboración con colegas o tratando de impresionar a un cliente. ¿Estás permitiendo que las interrupciones y distracciones de sus dispositivos móviles envíen un mensaje equivocado y dañen la impresión que quiere dar?

En el artículo publicado por Careerealism.com “Primeras impresiones: Tienes 30 segundos para hacer la correcta”, Kathy Ver Eecke esboza algunas de las “pequeñas pistas” que pueden crear una gran impresión. Una de los más importantes es la “atención” -lograr que la gente se sienta como el centro de atención-. La atención se puede marcar una diferencia en la gran cantidad de trabajadores que tienen dificultades para participar en una conversación breve sin desviar su atención a los teléfonos, alarmas de correos electrónicos, pensamientos al azar, o la gente pasando por el lugar.

Aquí hay cuatro consejos que le indicarán cómo ser más atento, y demostrar que la persona con la que está hablando es importante y valorada:

  • Atención. No mire de reojo su dispositivo móvil para revisar textos entrantes, correos electrónicos, mensajes o llamadas. En un mundo donde el multitasking se ha ido por las nubes, la escucha se está convirtiendo en un arte perdido. Evitar prestar atención a una conversación hace que su interlocutor no se sienta valorado.
  • Haga preguntas. La gente se siente halagada cuando hay muestras de interés por lo que dicen. Las preguntas que pueda hacer lo mantendrán sujeto a la conversación, y le dará la oportunidad de obtener una mejor comprensión de su colega, cliente o entrevistador.
  • Piense y reflexione. Tómese el tiempo para procesar la información antes de precipitarse con una respuesta. La falta de comunicación es a menudo el resultado directo de una persona hablando sobre la otra, en lugar de escuchar y dar respuesta considerada a lo que se ha dicho.
  • Utilice señales no verbales positivas. Demuestre sus habilidades de escucha apoyándose en su puente emotivo, estableciendo contacto visual y asintiendo con la cabeza en reconocimiento.

Básicamente, la atención es una manera de demostrar respeto y todo el mundo quiere sentirse valorado y comprendido. Como dijo el escritor estadounidense y poeta Maya Angelou, “He aprendido que la gente olvidará lo que has dicho, la gente olvidará lo que hiciste, pero las personas nunca olvidarán cómo los hiciste sentir.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta