Una de las figuras descollantes en los Juegos Olímpicos de Río 2016 está Michael Phelps, quien tuvo que enfrentar la realidad “Sé que no serán ocho medallas de nuevo” (Pekin 2008).

La circunstancia de no poder permanecer siempre en la cima fue su reto más profundo. Hoy sostiene que:” Tener más medallas olímpicas que nadie ya no es su principal razón de ser”.

Su crecimiento personal se basó entre otros, en los siguientes conceptos:

• Tener un mayor equilibrio entre sus valores personales y profesionales.

• Responsabilidad ante los errores: “Las cosas no serán perfectas. Se trata de cómo te adaptas a esas cosas y aprendes de tus errores”.

• Reinventarse: “Encontrar la pasión para hacerlo de nuevo”.

Son pautas sencillas y de aplicación no sólo en la vida personal sinó también en el desarrollo profesional. Y como se dice popularmente: “El éxito en la vida consiste en siempre seguir adelante”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta