¿Qué sucede en el trabajo cuando le presentan una nueva idea?

¿Se encierra en el clásico sistema, con una réplica rápida o un gesto desdeñoso? ¿Actúa como el abogado del diablo, señalando los cabos sueltos o los problemas a cubrir? ¿O ignora el planteo y espera a que la otra persona no lo vuelva a mencionar?

Lo que un líder dice y hace cuando alguien se le acerca con una nueva idea puede acelerar o apañar la estimulación. De hecho, estudios muestran que el 20-67% de la variación en el clima ideal para la creatividad se atribuye directamente al comportamiento de los líderes.

Atención. El escepticismo y el jucio pueden ser comprensibles. Sin embargo, esas respuestas matan la innovación.

Para contrarrestar esta tendencia y fomentar la innovación en sus equipos, los líderes pueden desarrollar una mentalidad de innovación – junto con el aprendizaje de los procesos correspondientes, herramientas y habilidades. Un modo de pensar la innovación implica varios factores, entre ellos la curiosidad, la tolerancia a la ambigüedad, el juicio afirmativo, y la persistencia.

Curiosidad

Hay personas que son buenas creando cosas cuando tienen curiosidad. El combustible de la curiosidad es la adquisición de nueva información y es la fuente de la creatividad y la innovación.

Los líderes en la innovación sienten curiosidad acerca de por qué las cosas están configuradas como son, están abiertos a hacer las cosas de manera diferente y también están dispuestos a probar cosas que no encajan perfectamente en sus propias suposiciones. Los líderes curiosos preguntan, “¿Qué pasa si…?” “¿Por qué?” o “¿Cómo podemos hacer algo diferente?” Ellos cambian su enfoque de “No hay manera de que podamos hacer esto…” a “Me pregunto cómo podemos hacer que suceda”.

Cuando sienta que ya sabe la respuesta, no hay curiosidad.

Tolerancia a la ambigüedad

La ambigüedad es incómoda y difícil. Sin embargo, desarrollar la capacidad de reducir la ansiedad y estar bien con la ambigüedad es necesario para innovar en momentos complejos.

Los líderes de la innovación equilibran la necesidad de seguir adelante con la necesidad de mantenerse a sí mismos abiertos a opciones. El pensamiento creativo y las soluciones innovadoras aumentan cuando los líderes están dispuestos a permanecer abiertos a más posibilidades.

Juicio afirmativo

En lugar de decirle a la gente lo que no les gusta o lo que no va a funcionar, los líderes de la innovación hace que la gente sepa lo que les gusta. Señalan las fuerzas y el valor de una nueva solución o idea. Esto permite que el equipo sepa que está a pasos de lograr algo nuevo y útil, y asegura que conserven los atributos más valiosos mientras la idea evoluciona.

El juicio afirmativo también proporciona reconocimiento y promueve un sentido de logro y de progreso, que según una investigación de Teresa Amabile es el N º 1 de las cosas que los empleados necesitan para mantenerlos motivados.

Persistencia

Por definición, las nuevas ideas son extrañas, inusuales, y diferentes. Por lo tanto, la venta de esas ideas hasta lograr convencerlos requiere mucho trabajo y mucho tiempo.

Un importante líder una vez le dijo a su pueblo que si se proponen una idea y les dicen “no”, que n ose den por vencidos. Si todavía creen en la idea, que deben seguir tratando de venderla. Para él, esa era la definición de “empoderamiento”.

Los líderes de la innovación insisten en hacer todo lo que sea necesario, que por lo general requiere una gran persistencia.

La innovación no sucede sin liderazgo. Independientemente de la brillantez de su estrategia, hay que recordar que la cultura puede apoyarlo o excluirlo. Puesto que los líderes tienen un impacto tan significativo en la cultura, le toca a usted desarrollarla. Así, la próxima vez que escuche una nueva idea o se les pide intervenir en una nueva solución, puede elegir entre innovar o dejar pasar una gran oportunidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta