Lo mejor es tomarse media hora para “desenchufarse”. Uno puede salir a correr, caminar o leer un rato. Lo primordial es hacer algo que a uno le haga bien y lo haga entrar en otra órbita. El viaje de regreso a casa puede usarse también como antiestrés al utilizarlo para pensar en un proyecto personal, tomar decisiones mentales sobre compras domésticas.

Estos tips también son válidos para disfrutar con plenitud el fin de semana y las vacaciones.

Salir a caminar, charlar con amigos y apagar el teléfono son algunos consejos que podemos tomar en cuenta después de trabajar.

Las conversaciones hacen bajar mucho el estrés. Muchos tienden a no cargar a otros con sus problemas y tratan de lidiar solos con sus asuntos, pero puede ayudar mucho compartir las preocupaciones con otros o con la pareja durante la cena.

Apagar el celular es fundamental, porque no hay nada que mantenga más pegado al trabajo como un vistazo en los mensajes o los mails.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta