Las palabras son más poderosas de lo que pensamos. La mayoría de las personas intentan comunicarse con palabras que no tienen impacto. Piense en la última vez que haya escuchado a alguien responder a un “¿Cómo está?” con un “Más o menos”, “Estoy salvándome”, o “No me puedo quejar”. Es probable que haya sido ayer mismo.

Intente esto: Utilice las palabras para cambiar su situación, no describirla.

En primer lugar, la próxima vez que alguien pregunte “¿Cómo estás?”, ya sea un compañero de trabajo o quien atiende la caja del mercado, conteste con fuerza. Recurra a un energético “¡Genial!” o “¡Tremendo!”.

Esto es mucho más fácil de lograr si tiene una sonrisa en su rostro, y seguramente le respondan de la misma manera. Luego sentirá que renueva sus energías gracias a cómo este diálogo le hizo sentir. Esto generará un bienestar general que será consistente y coherente con lo que diga de ahora en más.

Para ver los resultados, tendrá que hacer esto diariamente y con sincero entuasiasmo (no como si fuera un robot). Cuando lo haga, su subconsciente comenzará a actuar de acuerdo a lo que esté diciendo, lo que le permitirá percibir la realidad de otra forma.

Hablar con poder también nos ayuda a comprometernos a dar lo mejor de nosotros. El desafío consiste en evitar aquellas expresiones que generan lo contrario. Estas palabras nos quitan energía e interfieren en nuestras interacciones y acciones.

En primer lugar, elimite estas frases de su vocabulario:

  • No puedo.
  • Solo si…
  • Dudo.
  • Intento.
  • No creo.
  • No tengo tiempo.
  • Tal vez.
  • Temo que…
  • No me parece…
  • Es imposible.

Verá excelentes resultados en cuanto comience a evitar todas estas expresiones. Pero no es suficinte. Debemos también reemplazarlas con un estilo de comunicación fuerte y poderoso.

Construya una mentalidad positiva utilizando estas frases:

  • Puedo.
  • Lo haré.
  • Esperemos lo mejor.
  • Me comprometo.
  • Lo sé.
  • Me haré un espacio.
  • Positivamente.
  • Tengo fe.
  • Sí creo.
  • Todo es posible.

El poder de las palabras precede al poder de las acciones. Hable con seguridad para dar lo mejor de usted.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta