Man in computer room with feet up relaxing

“CASUAL DAY”: generalmente el viernes, día en el cual los trabajadores de una empresa pueden vestirse con ropa informal , casual del inglés, como un modo de liberación de las ataduras a la formalidad.

Las raíces tropicales del “Casual Friday” se remontan al menos a 1947 en Hawaii. Los términos “Aloha Viernes” comenzaron cuando las camisas fueron usadas los viernes en lugar de ropa de trabajo común, que por entonces era el traje con camisa y corbata para los hombres y vestidos formales para las mujeres.

De la trivialidad de esta idea surge una estrategia en la comunidad laboral que apuntando a la creación de un espacio distendido en el trabajo que crea y mejora el llamado Clima de trabajo. Como un contagio de salud la informalidad provoca nuevas sensaciones de equipo y reacondiciona las relaciones interpersonales de sus integrantes. Se ofrece así una posibilidad de ideas y charlas que desde lo informal aportan soluciones a situaciones cotidianas fuera del marco de lo convencional.

Hoy por hoy, las jóvenes generaciones que obligan a una mejor ecuación de la relación trabajo-familia, encuentran en estas prácticas un alto grado de aceptación. La introducción de las TICS incorpora un día de teletrabajo y la vestimenta corporativa ha bajado un grado con excepciones en entrevistas o contactos de significativa jerarquía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta