“Un viaje de mil millas comienza con un solo paso”, Lao Tzu
El éxito no viene del movimiento y la actividad; viene del enfoque, de asegurarse de que el tiempo se está usando con eficiencia.

El primer paso siempre es el más difícil
Cuando quieres lograr algo importante, el primer paso siempre es el que provoca más miedo. Cuando te atreves a moverte, la ansiedad se disipa en el nombre de la acción. Las personas que se atreven a dar ese primer paso no son más fuertes que el resto. Simplemente han entendido que para obtener resultados hay que tomar acciones. Saben que el dolor de empezar es inevitable y que la procrastinación solo prolonga el sufrimiento.

Las cosas buenas toman su tiempo
El éxito, antes que nada, requiere tiempo y esfuerzo. Un ejemplo puede ser Henry Ford, cuyos dos primeros negocios automotrices fracasaron antes de que consiguiera el éxito a los 45 años. Cuando finalmente alcanzas la cumbre de lo que te propones, te das cuenta de que el viaje fue la mejor parte de tu camino.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta