A la conocida frase: ”Ser Líder no se nace se hace”, proponemos está recopilación de actitudes para hacer de ellas una conducta diaria:

Recompensa el trabajo duro. Siempre muestra gratitud con tu equipo.

Corta la negatividad. Elimina las malas actitudes en cuanto las veas.

Reduce el estrés de todos. La ansiedad es contagiosa, así que debes hacer lo que puedas para eliminarla de tu equipo.

Da retroalimentación. Deja que las personas sepan cómo están trabajando. Honestamente.

Acepta los retos. Toma riesgos y acepta los desafíos en todas las áreas de tu vida.

Experimenta nuevas rutinas. Trata de hacer tu trabajo de diferentes maneras para maximizar tu eficiencia.

Deja de juzgar. No tortures a las personas cuando cometen errores. Ayúdales a aprender.

Automatiza lo que puedas. Reduce las acciones manuales delegando tareas y apoyándote de la tecnología.

Olvida la idea de la perfección. Nunca serás infalible, así que olvídate de intentarlo. Mejor, concéntrate en mejorar continuamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta